Sexo en el Matrimonio

¿Quién es el creador del sexo?

Para los animales la unión sexual es solamente un asunto de hormonas y de oportunidad.
En el corazón humano, desde el inicio de su existencia se encuentra el deseo de tener intimidad y de ser amado por el otro. Por eso Dios instituyo el Matrimonio.
Génesis 2:24.
Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se UNIRÁ a su mujer, y serán una sola carne.

El matrimonio esta diseñado para llenar esa necesidad de INTIMIDAD y AMOR tanto en el hombre como en la mujer.

Para llenar tal necesidad, los dos en el matrimonio, deben realizar un esfuerzo por cuidar esa intimidad, por mantener cada día aquellas cosas que les acercan y cambiar aquellas que les alejan, aun cuando no se está en la intimidad puramente sexual.
Génesis 4:1.
“CONOCIÓ Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón”

Los hombres y las mujeres son muy diferentes en cuanto al deseo sexual, y tanto el esposo como la esposa deben comprender esas diferencias.

Para el hombre:

La relación sexual es mucho más fisiológica que para la mujer. Esto quiere decir que él se siente visualmente estimulado con mucha más facilidad y por lo general se activa más rápidamente que ella.
En unos pocos momentos se le ocurre la idea de la relación sexual, y cuatro o cinco minutos más tarde todo podría haber terminado y de nuevo estaría durmiendo.
Mientras ella permanecería despierta sintiéndose disgustada con él, lamentando que ese momento fuera breve. Esto sería como las películas antiguas “CINE MUDO”

Para la mujer:

La manera en que se siente sexualmente atraída hacia su esposo es una consecuencia de su relación romántica, estimulada por él, antes y durante ese momento, si ella se siente muy unida a él… amada por él…protegida por él, entonces es más probable que le despierte el deseo físicamente.

Solamente ver su cuerpo no significa mucho para ella. Es verdad que ella está interesada en la apariencia de él, pero la pasión no viene de echarle una mirada, sino de la calidad de la interacción, proveniente de las caricias de él y de su ternura hacia ella.
Al preguntarle a 100 mujeres como se despierta su sentir hacia una relación sexual, el 98 % dice: Solamente necesito ser abrazada con ternura.

Muchas veces el hombre ignora por completo la forma en que funcionan la mente y el corazón de la mujer. El hombre debe interesarse tanto en la mente de su esposa como su cuerpo, no puede haber separación.

Lee esto dos veces:

Muchas veces las mujeres realizan el acto sexual para obtener intimidad, y los hombres proveen intimidad con el fin de realizar el acto sexual.

Tenemos toda una vida para disfrutar uno del otro, no exijamos demasiado en muy poco tiempo.

El EGOISMO es uno de los enemigos del matrimonio!

Este sentimiento es el más grande de los pecados, pero tenemos que reconocerlo y confesarlo para reparar el daño que hemos hecho (al fin y al cabo el más perjudicado es el egoísta, ya que por su inmadurez no disfruto de su conyugue).

La GENEROSIDAD es la mejor actitud que garantiza el éxito en el matrimonio.

Las actitudes actuales en el matrimonio, reflejan más la tradición puritana o la que dicta el mundo, que la franqueza del enfoque bíblico.
En el sistema de Dios, nada se logra tratando de obtener, sino dando.

Si queremos amor, no tenemos que pedirlo, solo tenemos que darlo.

Las personas maduras irán al casamiento no por lo que puedan obtener sino por lo que puedan entregar al compañero.
FILIPENSES 2:3.
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.

Que estas dispuesto o dispuesta a dar? Antes de esperar recibir?

Este es el ingrediente de un matrimonio intimo en paz y en armonía.

Dejar Comentario, o trackback .

Dejar Comentario

Security Code:

Creada por: HagoTuPaginaWeb.com
Ir a la barra de herramientas