El Miedo

el_miedoEl miedo es un virus peligroso, porque una persona temerosa no tiene confianza en si misma y nunca puede alcanzar su potencial en la vida.
La persona no saldrá de su zona de comodidad para hacer algo, sobre todo, algo nuevo o diferente.

El miedo es un gobernante cruel, y sus súbditos viven constantemente atormentados. Estas personas nunca conocerán ni experimentaran la verdadera alegría. El propio Espíritu Santo se aflige, porque ha sido enviado a nuestras vidas para ayudarnos a cumplir los propósitos de Dios para nosotros.
El miedo no le permite y la azota y cierra con llave la puerta de su vida , y usted se esconde detrás de esa puerta, llena de odio a si misma, condenación, miedo al rechazo, miedo al fracaso y miedo a los otros.

* Como terminan estas personas con miedo?
Son victimas a ser controladas, personas complacientes, propensas a ser manipuladas por otras, abandonan el derecho de ser ellas mismas,
y gastan sus vidas tratando de agradar a los demás. Nos frustramos, y nos ahogamos a nosotros mismos y al poder de Dios en nosotros.

* Nos preguntamos: No tenemos que tener miedo?
Siempre vamos a sentir que el miedo nos toca nuestra vida, pero ahi viene la confianza que tenemos en nosotros mismos y esta confianza viene
de lo que dice Dios de nosotros en Filipenses 4: 13.- “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
Es decir, mi confianza esta solo en Cristo Jesús, y El me da seguridad de quien soy, porque yo me veo como Dios me ve y eso me llena de confianza.

Entonces, el miedo no significa cobardía; solo significa que debo estar dispuesta a no sentir miedo y a pesar de todo hacer lo que debo hacer.

No deje que el miedo la dirija. Lo único que va a conseguir es paralizar su propósito en esta vida.

Satanás es el maestro de la intimidación, pero si usted recibió a Cristo como su Señor y Salvador, usted toma la autoridad y el poder dado por Jesucristo en la cruz del calvario según Lucas 9:1.-” Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio PODER, y AUTORIDAD sobre TODOS los demonios y para sanar enfermedades.

* Repite esta oración : Padre Celestial Yo reconozco que soy un pecador y que mis pecados me separan de ti, me arrepiento de todos mis pecados
y te pido perdón, entra en mi corazón, te entrego mi vida, mi alma y te acepto como mi único salvador, renuncio a todo pacto con el mundo, con el mundo de las tinieblas y con mi carne y hago un pacto contigo. Gracias mi Jesucristo, ahora soy hijo de Dios y me apodero de todas tus promesas.

Ahora con el derecho de hijo(a) de Dios, toma todo poder y autoridad que te fue dada y repite: ” Renuncio a todo espíritu de miedo, de intimidación, de inseguridad, y lo hecho fuera de vida en el nombre de Jesús de Nazareth. Soy libre, Soy sana. Gracias mi Señor. Amen”

Ponga toda su confianza en Jesucristo y avance decididamente para ser todo lo que usted puede ser, no lo que le dicte el hombre o la sociedad
” NO TEMAS, PORQUE YO ESTOY CONTIGO ” ( Josue 1:5-6)
Dios esta con usted, y nunca la dejara, ni la desampara.

Comentarios Cerrados.

Comentarios Cerrados.

Creada por: HagoTuPaginaWeb.com